Logo

Colombia inicia negociaciones con Segunda Marquetalia en un nuevo esfuerzo por la paz

El gobierno colombiano ha instalado una mesa de negociación con la Segunda Marquetalia, un grupo armado ilegal liderado por alias "Iván Márquez", en un intento por alcanzar la paz tras el acuerdo histórico de 2016 con las extintas FARC. Esta iniciativa se enmarca en la política de "paz total" del presidente Gustavo Petro, que busca diálogos simultáneos con diversos actores armados y bandas ilegales del país.

En un comunicado conjunto, ambas partes anunciaron que del 25 al 29 de junio llevarán a cabo el primer ciclo de diálogos para establecer protocolos y tomar las primeras decisiones que contribuyan al desescalamiento del conflicto. El equipo negociador del gobierno está liderado por Armando Novoa, exmagistrado del Consejo Nacional Electoral, mientras que la disidencia está representada por José Vicente Lesmes, conocido como "Walter Mendoza", quien también fue miembro de las FARC.

La Segunda Marquetalia, formada en 2019, está compuesta por exguerrilleros con experiencia que decidieron rearmarse bajo el liderazgo de "Iván Márquez". Este grupo, aunque no es el más numeroso en términos de tropas, ejerce influencia significativa en la frontera con Venezuela y en el suroeste de Colombia.

Uno de los desafíos principales será definir el tratamiento jurídico para los miembros reincidentes como "Iván Márquez", quienes bajo las leyes colombianas vigentes podrían no acceder a beneficios judiciales. Este tema será abordado en las próximas reuniones, según declaraciones previas de Novoa a The Associated Press.

Este proceso marca la tercera mesa de negociaciones activadas por el gobierno de Gustavo Petro, quien se convirtió en el primer presidente de izquierda en Colombia. Además de la Segunda Marquetalia, se están llevando a cabo diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y con otra disidencia de las FARC conocida como Estado Mayor Central.

Las negociaciones representan un esfuerzo crucial para avanzar hacia una paz sostenible en Colombia, reforzando el compromiso del gobierno con la resolución pacífica de conflictos y la reconciliación nacional.