Logo

Caen las solicitudes de asilo en México mientras persisten trabas burocráticas para los migrantes

El número de solicitudes de asilo en México ha experimentado una notable disminución del 41.9% en lo que va del año 2024, totalizando 36,860 peticiones, según datos de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar). Esta cifra marca un descenso significativo respecto al mismo período del año anterior, que registró 63,436 solicitudes.

A pesar de esta reducción en las solicitudes, los migrantes enfrentan dificultades significativas para gestionar sus trámites ante la Comar, especialmente en lugares como Tapachula, donde se concentra la mayoría de las peticiones. Según reportes, la Comar está imponiendo obstáculos como la falta de acompañamiento legal, demoras en las citas y restricciones en la emisión de documentos como visas humanitarias.

José Gildardo Galdámez, presidente del Colegio de Abogados de Migración y Derechos Humanos, denunció que la burocracia y las prácticas dilatorias están afectando negativamente a los migrantes, quienes enfrentan esperas prolongadas y dificultades adicionales para completar sus procesos.

El abogado constitucionalista José Luis Pérez Jiménez agregó que, aunque las estadísticas muestran una disminución en las solicitudes, en realidad hay una persistencia en el número de migrantes buscando asilo en la frontera sur de México. Pérez Jiménez criticó la lentitud de la Comar en procesar las solicitudes, lo que genera una falsa percepción de reducción en la demanda de asilo.

Esta situación ocurre en un contexto de aumento de restricciones migratorias en México y Estados Unidos, con medidas recientes para limitar el asilo y acelerar las deportaciones. Mientras tanto, migrantes como el cubano Carlos Alberto Ochoa y la nicaragüense María Mercedes del Río continúan enfrentando dificultades significativas en sus procesos de solicitud de asilo, marcados por largas esperas y condiciones adversas en campamentos improvisados.

En contraste, algunos migrantes, como el ruso Vladislav, han percibido un trato favorable por parte de la Comar, destacando un buen desempeño en la gestión de sus casos individuales.

Este panorama subraya los desafíos persistentes que enfrentan los migrantes en su búsqueda de protección y estabilidad en México, a pesar de la disminución aparente en las solicitudes de asilo este año.