Logo

Aterrizaje de emergencia en Nueva Zelanda: Motor de avión de Virgin Australia se incendia tras choque con pájaro

Un vuelo de Virgin Australia con destino a Melbourne se vio obligado a realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Invercargill, Nueva Zelanda, después de que uno de sus motores se incendiara debido a un choque con un pájaro poco después de despegar del aeropuerto de Queenstown. La aeronave, un Boeing 737-800, transportaba a 67 pasajeros y seis miembros de la tripulación, todos los cuales resultaron ilesos en el incidente.

Según informes de la aerolínea, el choque con el pájaro provocó el incendio en uno de los motores del avión, lo que llevó al piloto a tomar la decisión de desviar el vuelo hacia Invercargill. Testigos presenciales capturaron imágenes del momento en que el motor del avión estaba en llamas, mostrando cómo la aeronave descendió para realizar el aterrizaje de emergencia.

Las autoridades del aeropuerto de Invercargill confirmaron que el aterrizaje fue seguro y que todos los pasajeros fueron evacuados sin incidentes mayores. Virgin Australia ha coordinado la reprogramación de los vuelos de los pasajeros afectados y se aseguró de que fueran alojados en Invercargill mientras se resolvía la situación.

Stuart Aggs, director de operaciones de Virgin Australia, afirmó que la seguridad de los pasajeros y la tripulación es la máxima prioridad para la aerolínea. Tanto Virgin Australia como las autoridades de aviación están llevando a cabo una investigación para determinar las causas exactas del incidente y tomar las medidas necesarias para prevenir situaciones similares en el futuro.

El incidente subraya la importancia de las inspecciones rigurosas y el mantenimiento adecuado de las aeronaves para garantizar la seguridad en los vuelos comerciales, incluso frente a eventos inesperados como el "bird strike" que afectó al vuelo VA148 de Virgin Australia.